martes, 3 de noviembre de 2009

Miscelánea rápida

Desde que vivo en el país de las porciones de tarta hundidas en cuencos de empalagoso custard, aquí y ahora me apetece destacar que:

He comprado el pack Alien Quadrilogy en Amazon por 12 libras, coincidiendo con el trigésimo aniversario del estreno de la primera parte. Aquí el reparto es gratis, y precisamente por eso me sorprendió que llegase 48 horas después de hacer el pedido. Es uno de esos packs que siempre quise -salió hace unos buenos cinco años- por la cantidad de discos que tiene, aunque todos sabemos que al final nadie ve los extras de los DVDs. Son nueve discazos: las cuatro películas, un disco de extras por cada una y un disco de extras de la saga. Aunque sólo sea por las pelis (ya he revisado las cuatro) merece la pena. Las dos primeras, Alien y Aliens, posiblemente sean mi película de terror [variedad sustos] y mi película de acción favoritas, respectivamente. Alien3 (no sé poner un superíndice, qué pasa) es un poco rollo, vale, pero tiene a Sigourney Weaver calva y la mítica escena en la que ella y el alien-perro casi se besan. Además, es la primera película de David Fincher, y aunque sólo sea por ese valor documental... Alien Resurrection no sé si es un despropósito o me encanta: posiblemente las dos cosas. La historia y la entrada de Ripley en ella son de lo más discutibles, pero visualmente, el director de Amélie deja su sello. Vamos, que no voy a llamar a la OCU; ha sido una compra responsable.

La noche de Halloween, huyendo de los trick-or-treaters que llamaban a mi puerta cada vez con más frecuencia, me fui a Enfield al cine y vi Zombieland, que me parecía apropiada para la festividad: sin ser Shaun of the Dead (que mucho antes de venir a vivir al país que la engendró ya me encantaba), es muy divertida y está rodada con muchísimo mimo. El argumento es un poco tal y los personajes no es que sean muy profundos, pero los golpes de humor (y los golpes normales) están muy bien repartidos por la trama, y todo el sistema de reglas para vivir en un mundo infestado de zombies que la peli plantea es de lo más divertido.

Flight of the Conchords. Cuando a empecé a ver esta serie, durante un par de capítulos quise odiarla. "Otro invento para modernos que quieren hacer como que se ríen de sí mismos", o "yo este año con '(500) Days of Summer' ya he tenido suficiente", pero para cuando acababa la primera temporada, ya estaba perdidamente enamorado de la serie, de los personajes... y sobre todo de las canciones. La cosa va de dos tipos neozelandeses que se mudan a Manhattan e intentan levantar su grupo de tonti-folk, y de paso, sobrevivir. Tienen un manager que a todos os va a recordar a alguien conocido, una (única) fan muy desequilibrada y de vez en cuando ligan. Y por cada cosa relevante, a veces no, que les pasa, cantan una canción: la puesta en escena de cada tema es tan brutal, y las melodías y las letras tan geniales y tan poco pedantes, que creo que esto es lo mejor que se ha hecho en el terreno del musical en televisión ever. Por supuesto que también funciona como comedia no-musical, pero el total es muy superior a la suma de las partes. Para los más trendy esta recomendación llega un par de años tarde, pero FotC es todo un must.


3 comentarios:

Gaziello dijo...

Un par de apuntes sobre FOTC:

-Las canciones no sólo son geniales, sino que si te fijas son los motores emocionales de los personajes. Cunado no están cantando, son de lo más planos y sosos que hay!! Y aún así consiguen hacerte reír a carcajadas.

- Acaban de estrenar página web nueva. www.flightoftheconchords.com

El Señor de las Moscas dijo...

De la serie, ni idea, más allá de 'Lost', mi relación con las sesries está bastante apagada. De alien no soy nada fan, asín se lo digo, nada nada. Sólo le encuentro un pase a la de Jeunet, fíjese lo que le tell you. Por la cosa freak y porque sale Gary Dourdan (era en ésa, right??). Y los zombies tampoco me hacen especial funfún aunque, en efecto, con 'Shaun of the Dead' me cago por los pitillos del gusto poético. He dicho.

Juan dijo...

Tienes toda la razón sobre las canciones de los Conchords, Christophe. Y sobre lo otro, cuando no están cantando sí son muy sosos, pero también te partes la caja con ellos, ¿no?

Rubén, yo después del nuevo visionado de Alien Resurrection he confirmado lo fan que soy, aunque se suponga que es la manzana podrida de la saga. Es lo más. Super freak y super Warrick!
Pero dales una oportunidad a las otras tres, o al menos a las dos primeras que son total masterpieces, anda.